El pasado 25 de noviembre de 2013, los alumnos y alumnas de Secundaria del IES Pirámide de  Almudévar, en un acto organizado por el Area de Servicios Sociales de la Comarca Hoya de Huesca / Plana de Uesca, plantaron en el patio del centro un árbol en memoria de las mujeres que sufren violencia en el mundo. En el mundo lejano y en el mundo más cercano.

Ellos y ellas han reflexionado estos días en el Instituto sobre qué es la violencia de género, cuáles son las formas en las que se manifiesta y la importancia de acompañar y proteger a quienes la sufren de una forma u otra. Han plantado un LAURELERO, un árbol con un gran significado y misticismo. Los emperadores romanos, los sabios, los filósofos y los vencedores de cualquier competición adornaban sus cabezas con una corona de laurel, símbolo de poder, sabiduría y victoria. Poder, EMPODERAMIENTO, como la capacidad que tenemos las personas para decidir sobre nuestra propia vida, sin imposiciones, desde el respeto y el cuidado a uno/a mismo/a y a los demás; SABIDURIA para distinguir las conductas violentas de las que no lo son, cómo me pueden afectar y protegerme; VICTORIA de las relaciones de buen trato sobre las de mal trato, de la igualdad sobre la desigualdad.

Los chicos y chicas más jóvenes no están libres de relaciones basadas en el mal trato: los insultos, los desprecios, el control sobre su vida (la ropa que se ponen, con quién tienen que relacionarse...), el aislamiento de sus amigas o amigos, los celos mal gestionados, las llamadas constantes a través del teléfono móvil (dónde estás, con quién estás, cómo te has vestido hoy, a dónde vas...). Quizás ellos y ellas nos son conscientes de que esta forma de relacionarse está basada en el poder que ejercen los chicos sobre las chicas, y por lo tanto, son relaciones en las que reina la desigualdad.

El laurelero ha sido plantado en el patio del instituto junto a un cartel que conmemora este acto y en el que se puede leer la parte de un discurso del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon: La violencia contra las mujeres suele ser una de las formas más  odiosas, sistemáticas y frecuentes de violación de los derechos humanos en el mundo. Es una amenaza para todas las mujeres y un obstáculo para todos nuestros esfuerzos de desarrollo, paz e igualdad entre hombres y mujeres en todas las sociedades.

A ellos y ellas les corresponde cuidar este laurelero, como las relaciones basadas en el buen trato, para que se haga fuerte.

La violencia se aprende. Las relaciones de buen trato, también.

 

FaLang translation system by Faboba

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto