Dentro de los “Viajes culturales de la Hoya”, la Comarca Hoya de Huesca organizó este sábado 13 de diciembre una visita para conocer los panteones de los monasterios de Poblet y Santes Creus, en Tarragona.

Más de cuarenta personas participaron en el viaje cultural organizado este pasado sábado por la Comarca Hoya de Huesca|Plana de Uesca, dentro del programa de viajes culturales, para conocer los panteones reales de Aragón fuera de la comunidad aragonesa.

El grupo viajó en primer lugar al monasterio deshabitado de Santes Creus, donde disfrutaron de una visita guiada y una proyección de vídeo para explicar la orden del Cister y su expansión en Europa durante la Edad Media. Desde allí se dirigieron a Poblet, monasterio habitado en la actualidad por 30 monjes. Tal como explica Angelita Cavero, técnica de Cultura de la Hoya de Huesca, “la visita a un monasterio deshabitado y otro habitado nos permitió entender con precisión la orden del Cister y conocer la evolución hasta nuestros días. Los participantes, muy interesados en conocer la historia y los panteones de los reyes aragoneses y muy satisfechos de la elección de la excursión y del desarrollo de la jornada”.

El viaje incluyó una parada en la localidad de Montblanc para visitar su centro histórico y disfrutar un de un rato de tiempo libre.

Con esta iniciativa se inicia una nueva serie de propuestas de conocimiento de patrimonio histórico-cultural radicado fuera de la comarca pero vinculado con ésta, bajo la denominación "El rastro de nuestra historia".

Los reyes de Aragón eligieron sus sepulturas en puntos emblemáticos de los territorios que compusieron la Corona a lo largo de la Edad Media. Sus cuerpos fueron enterrados en los monasterios de San Juan de la Peña, Sijena, Poblet, Santes Creus y, por supuesto, el monasterio de San Pedro el Viejo y la abadía de Montearagón, estos dos últimos situados en la comarca de la Hoya de Huesca, aunque traslados posteriores reunieron los cuerpos de Ramiro II y Alfonso I en su actual emplazamiento en la capilla de san Bartolomé, antigua sala capitular del monasterio de San Pedro de Huesca.

Con este viaje a Poblet y Santes Creus se proponía visitar los dos panteones de la Casa Real de Aragón situados fuera de territorio aragonés, al tiempo que vislumbrar otras conexiones y vínculos entre estos monasterios del Císter y la Hoya, como por ejemplo la obra escultórica de Damián Forment.

Esta es la tercera propuesta para el programa Viajes Culturales de la Hoya de Huesca, que se iniciara en 2013, con el propósito de visitar los monasterios de Poblet y Santes Creus, ambos localizados en la provincia de Tarragona.

El monasterio de Santa María de Poblet es el prototipo de la abadía cisterciense española. Localizado en la Cuenca del Barberá (Tarragona), fue impulsado y patrocinado por Ramón Berenguer IV. Fue panteón real de la Corona de Aragón desde finales del siglo XIV hasta la extinción de la casa real de Aragón en el siglo XV, dejando mandado Pedro IV que aquel rey aragonés que no eligiera este monasterio como su lugar de descanso eterno no podría exigir la lealtad de sus súbditos.

El monasterio de Santa María de Santes Creus es también una abadía cisterciense erigida a partir del siglo XII y que se encuentra en el municipio de Aiguamurcia (Tarragona). Fue instituido como panteón real por Pedro III de Aragón en el siglo XIII y lo fue hasta que Pedro IV, en 1340, trasladó éste al citado de Poblet.

Fotos: Santiago Castilla.

FaLang translation system by Faboba

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto