Desde hace 200 millones de años hasta la actualidad, los movimientos orogénicos y diversos procesos geológicos han ido conformando muy lentamente los elementos que caracterizan el paisaje de la Hoya: mallos, margas, picos, torrullones, barrancos, foces…

El objetivo de esta publicación es que se puedan llegar a comprender los sorprendentes paisajes de la Hoya de Huesca, tal y como los conocemos hoy en día. Detrás de cada forma, color o textura hay otros paisajes ocultos que hablan de tiempos remotos.

Se incluye un mapa desplegable donde se indican los puntos y lugares de interés geológico más destacados de la Comarca.

Aqui puedes visualizar la guía y el mapa.

o descargar los adjuntos más abajo.

Adjuntos:
Descargar este archivo (MINIGUIA GEOLOGIA - MAPA.pdf)MINIGUIA GEOLOGIA - MAPA.pdf[ ]2666 kB
Descargar este archivo (MINIGUIA GEOLOGIA.pdf)MINIGUIA GEOLOGIA.pdf[ ]3356 kB

De entre las numerosas y diversas aves presentes en el entorno comarcal se han seleccionado 16 especies ornitológicas, que han sido elegidas por su singularidad, su facilidad de avistamiento o por la importancia de este territorio para su conservación.

De manera resumida y amena, se describen las características más importantes de cada especie, lo que las diferencia de otras especies y los hábitats de la Comarca en los que está presente. A cada especie le acompaña una ilustración y un esquema de la época en la que se encuentra presente en algún punto de la Hoya.

Además, se incluye un mapa desplegable con indicaciones sobre los puntos más idóneos para la observación de cada una de las aves en la Comarca.

Aqui puedes visualizar la guía y el mapa.

o descargar los adjuntos más abajo.

La delegación de Educación Ambiental del Área de Medio Ambiente ha concedido más de 8.000 euros en ayudas a cinco proyectos medioambientales en el ámbito escolar de la zona rural de la Hoya.

Durante el ejercicio de 2016, la Comarca Hoya de Huesca|Plana de Uesca, a través del Área de Medio Ambiente que preside el consejero José Joaquín Escriche, ha invertido un total de 8.109,34 euros en subvenciones para que las asociaciones de padres y madres de colegios situados en el ámbito rural puedan adecuar los patios de recreo y otras zonas al aire libre de sus instalaciones con criterios de sostenibilidad ambiental, mediante la utilización de materiales reciclados para fomentar la sensibilización y la concienciación en materia medioambiental.

Las AMYPAS de Almudévar, Chimillas, Lupiñén, Sesa y Tierz han sido las beneficiarias de esta línea de subvención en 2016. Con esta ayuda, cada una de ellas ha activado y desarrollado diversos proyectos en sus centros. La consejera comarcal delegada de Educación Ambiental, Carmen García, visitaba hace unos días el patio del colegio de Almudévar, que ha recibido una subvención de 2.500 euros para afrontar una profunda renovación de su espacio lúdico. Se trata de la primera fase de un ambicioso proyecto, que han denominado “Un cole, una ilusión”, con el que se pretende remodelar tres espacios diferentes. En la primera fase, se ha apostado por actuar en el patio principal, creando pequeñas áreas temáticas, un hotel para insectos, una cabaña, espacios verdes, flores, un cuenta-secretos… También se va a potenciar la creación de subespacios, que estimulen la creatividad en el juego, que sean ricos en estímulos y donde se pueda jugar con diferentes elementos naturales, como la arena. El hecho de que, de forma voluntaria, muchas madres y padres hayan participado en la creación de estos espacios ha permitido obtener el máximo provecho a este presupuesto.

En Tierz se han invertido 1.934,63 euros para la creación de un huerto ecológico enmarcado dentro del programa “Del campo a la escuela”. Con esta iniciativa se pretende llevar a cabo una serie de acciones que tengan como resultado el establecimiento de un comedor escolar con productos de proximidad o ecológicos que dará servicio al alumnado de primaria e infantil.

En el colegio de Chimillas se han invertido 1.889,61 euros para el programa titulado “Un patio para aprender… jugando”, que pretende poner a disposición de la comunidad escolar un espacio exterior que esté íntimamente ligado a la naturaleza. Sus promotores aspiran que no quede reducido a una zona de juego, sino que además permita un uso educativo y de aprendizaje. Para su diseño y ejecución se ha fomentado la participación y colaboración de toda la comunidad educativa.

En esta misma línea se ha desarrollo el proyecto puesto en marcha en Lupiñén, cuya AMYPA ha recibido 826,78 euros para crear un espacio lúdico y de aprendizaje, sostenible medioambientalmente y en cuya transformación se va a implicar toda la comunidad escolar.

Finalmente, la AMYPA de Sesa va a destinar su subvención de 958,32 euros en la construcción de una pérgola que será un jardín vertical en el que se podrán encontrar especies tanto de huerto como de especies aromáticas y que contará con comederos para aves y maceteros realizados con neumáticos reciclados.

Más de trescientos alumnos de primaria de centros de la comarca han visitado, de la mano del Área de Medio Ambiente de la Hoya de Huesca, el Espacio Alfranca, el Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza y el Centro de Interpretación de la Agricultura y el Regadío.

El programa de sensibilización ambiental que la Comarca Hoya de Huesca|Plana de Uesca, a través de su Área de Medio Ambiente, lleva a cabo desde hace más de doce años, se ha dedicado en esta ocasión a la visita a espacios o instalaciones de carácter medioambiental ubicadas en Zaragoza.

Un total de 328 alumnos y 40 profesores de los colegios: CRA Montearagón, CRA Monegros-Hoya, CEIP Virgen de la Soledad de Bolea, CEIP San Ginés de Lupiñén, CEIP Santos Samper de Almudévar y CEIP Ramón y Cajal de Ayerbe han participado en el programa.

La primera parte del programa ha consistido en la visita al Complejo para el Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CTRUZ), incluyendo actividades relacionadas con la reutilización y reciclaje de residuos en su Aula de Medio Ambiente y la visita guiada a la propia planta de tratamiento de residuos. Posteriormente, se han dirigido al Espacio Alfranca, una instalación del Gobierno de Aragón totalmente adaptada para la realización de actividades de sensibilización ambiental, donde han cursado una visita guiada de interpretación ambiental por los Galachos de la Alfranca y por Centro de Interpretación de la Agricultura y el Regadío (CIAR). Todas las actividades son desarrolladas con la participación de educadores ambientales expertos en la materia.

La principal finalidad del proyecto es fomentar la concienciación y sensibilización ambiental de los más jóvenes, bajo el concepto de conocer para valorar y valorar para conservar. En esta ocasión, en la misma salida han aprovechado para recordar la importancia de la recuperación de los residuos generados en los hogares, que una vez clasificados, pueden llevar una segunda vida dependiendo de su composición. Además, han podido completar la excursión con una ruta guiada por un entorno de ribera bien conservado como son los Galachos, y experimentar con los distintos mecanismos de riego que se han extendido a lo largo de la Historia con la vista al CIAR.

Aunque habitualmente el programa suele tener lugar en espacios ubicados en la comarca de la Hoya de Huesca, la proximidad a Zaragoza, con todas las posibilidades de las que dispone en materia de sensibilización ambiental, ofrece una perspectiva más amplia a los escolares tanto en la magnitud del impacto ambiental generado por una urbe de gran tamaño en cuanto a la generación de residuos. Igualmente, la biodiversidad generada en torno a un río tan caudaloso como el Ebro también supone una distinción destacable respecto a las condiciones hidrológicas de la Comarca.

Las actividades están incluidas en el programa de sensibilización ambiental en el ámbito escolar, subvencionado en un 80% por la Diputación Provincial de Huesca, por medio de la Convocatoria para la realización de actividades de educación y difusión medioambiental para el año 2016.