Todos los conciertos de la presente edición del Ciclo de Música y Patrimonio EnClaves llegaron a completar el aforo.

La clausura del Curso de Canto Coral Femenino con su participación en la celebración de la misa de rito antiguo y el taller participativo de danza histórica pusieron el punto final a todas las actividades de la quinta edición del festival EnClaves. La calidad de las formaciones participantes, la diversidad de los estilos, la riqueza organológica, la inclusión de nuevos monumentos como espacios escénicos y, sobre todo, la excelente acogida del público convierten a esta edición de 2017 en la más exitosa de todas las celebradas hasta la fecha.

Los seis conciertos programados entre el 14 y el 30 de julio se han saldado con un aforo completo, destacando por la capacidad de las instalaciones las trescientas personas que asistieron a la actuación de Enchiriadis en la ermita de Loreta o las doscientas que abarrotaron la iglesia del monasterio de Casbas el pasado sábado. Si a estas entradas se añanden los participantes en las actividades complementarias como la exposición fotográfica de Álvaro Calvo, el taller de danza histórica, el curso de canto coral, la misa de rito antiguo o las conferencias en torno a la figura de Ana Abarca de Bolea, alrededor de mil ochocientos los participantes en los diferentes actos programados.

Una vez concluido el festival, la organización valora muy favorablemente el desarrollo de las novedades de este año en EnClaves. La reunión en residencia de artistas profesionales emigrados de la Hoya para la producción de un programa alrededor del proyecto Factoría EnClaves ha despertado un gran interés, incluso favoreciendo que el espectáculo elaborado por los cinco músicos oscenses fuera interpretado en otros escenarios aragoneses. También ha tenido muy buena acogida el proyecto de creación artística en torno la imagen del festival a cargo del fotógrafo Álvaro Calvo. Su cartel y exposición ha servido para lanzar una perspectiva contemporánea sobre el binomio música y patrimonio y enriquecer el festival desde la óptica de una disciplina alternativa.

Las actividades complementarias concentradas en torno a la figura de Ana Abarca de Bolea y localizadas en diferentes espacios del monasterios de Casbas en el último fin de semana de julio ha despertado gran interés como demuestra que se cubrieran rápidamente todas las plazas disponibles para el curso de canto coral o que se llenara el aforo del concierto de La Sonorosa.

En este sentido, el taller de danza histórica impartido ayer por Anna Romaní y Marc Riera atrajo a muchos aficionados y dinamizó la mañana dominical antes del emblemático cierra de “L’Abadesa Poeta” y el festival EnClaves con la misa de rito antiguo cantada por las alumnas del curso de canto que dirigieron Anaïs Oliveras y Sebastián León.

La Comarca Hoya de Huesca|Plana de Uesca, a través de su Área de Cultura y Patrimonio, como entidad organizadora de este festival desea expresar su agradecimiento a todos los que han hecho posible el satisfactorio desarrollo de esta edición, destacando la colaboración de Sergio Franco y la Asociación El Trovar de los Afectos, la empresa WorkinGOpera, los ayuntamientos de Loporzano, Lupiñén-Ortilla, Sesa, Agüero y Casbas, el Obispado de Huesca, la Fundación Progea y muchas otras asociaciones y particulares.

0
0
0
s2smodern